top of page
Buscar

De Sobrevivir a Revivir: Crónicas de un Nuevo Amanecer, Celebrar y Renacer



Quizá algunos hayan notado que no envié mi artículo semanal el lunes, como ha sido mi costumbre durante las últimas 45 semanas. Déjenme decirles que a mi parte obsesiva-compulsiva le costó trabajo romper esa constancia pero me pareció apropiado mandarlo hoy, 7 de febrero por varias razones… Si no supiera lo que sé, les llamaría coincidencia, pero como si sé, les llamo sincronía.

 

La primer razón es que hoy, 7 de febrero, es el día que el Rey David me canta las mañanitas. Sí, efectivamente, hoy es mi cumpleaños, mi aniversario de vida, la conmemoración de mi natalicio, como el de Benito Juárez, pero el mío 🤪 . La segunda razón es que hoy, 7 de febrero, (por si todavía no les queda clara la fecha) es el cumpleaños de nadie más y nadie menos que Mike Dooley, mi gran maestro y ejemplo a seguir. Mike ha publicado dos artículos míos en su blog y se me ocurrió que si lo taggeaba hoy, igual y me publicaba también por ser tocayos de cumpleaños ;). Y la tercer razón y no por eso la menos importante, es el tema del artículo: mi renacimiento.

 

Recientemente terminé de leer "You’re not broken" de Christopher Duncan, un libro que encendió una luz en mi interior, una luz que mi novio intentaba encender desde hace meses. "No tienes que estar sanando todo el tiempo", me decía. Y, aunque sus palabras eran claras, no fue hasta que las páginas de este libro las reflejaron que realmente las vi. Me di cuenta de que mi constante estado de "sanación" me mantenía estancada, impidiéndome avanzar hacia una vida plenamente vivida. Sanar y sobrevivir se habían convertido en mi día a día, en lo "seguro" según mi subconsciente. Que ironía. Sanar para sobrevivir.

 

Ahora, gracias a Christopher Duncan, entiendo, lo veo tan claro como el agua. Entiendo que "estar segura" es mucho más que simplemente "no morir". Y con esa integración, me despido y me presento de nuevo. Dejo atrás a la mujer que sobrevive y de doy la bienvenida a la mujer que vive. Le doy paso a una nueva versión de mi misma: viva, conectada, chingona, exitosa, feliz, realizada, segura y perfectamente alineada.

 

Con un suspiro de liberación y una sonrisa de anticipación, como serpiente, cambio de piel pero en vez de piel es mi mindset, mi vibración, mi atención, cambio de canción.

Ya no hay más batallas que librar, ni cargas que arrastrar. Este adiós no es un hasta luego; es un hasta nunca, es un nuevo fuego. Un fuego que se lleva todo lo que ya no me sirve, lo que me estorba, lo que me impide. Un fuego que brilla, me ilumina, y me guía.
Me despido de una identidad que, aunque me trajo hasta aquí, ya no tiene lugar en mi camino, su partida es mi destino. Con gratitud y reconocimiento, agradezco su fortaleza, honro su persistencia, y así de fácil la suelto para conectar con mi esencia.
Adiós, le digo, a esa versión de mí misma que no se sentía suficiente, que tenía que lograr para probar su valía.
Adiós, le digo, a esa versión de mí que se sentía que no pertenecía y que desesperadamente quería sentirse aceptada, sacrificando su autoestima, poniendose en riesgo, desalineándose de su esencia, para ser aceptada, todo el tiempo temiendo ser rechazada.
Adiós, le digo, a esa versión de mí misma que no se sentía segura mas que en su mente, analizando, sobrepensando, buscando solamente.
Adiós, le digo, a esa versión de mí misma que creía que con control y poder tendría certeza y no veía la contradicción, el autosabotaje en su cabeza.
Adiós, le digo, a esa versión de mí misma, atorada en la supervivencia, perpetuando esa realidad sin diferencia.
Adiós, le digo, a esa versión de mí misma que quería volar pero no se sabía soltar.
Adiós para siempre.
Gracias por traernos hasta aquí.
Ahora me toca a mí.
Hoy vuelvo a nacer. Hoy empiezo una nueva etapa. Hoy soy libre; de vivir, de gozar, de reír, de fluir, de soltar, de confiar, de triunfar y prosperar, de relajarme y de dejar de buscar, simplemente disfrutar.
Hoy elijo vivir mi verdadera naturaleza y propósito.
Hoy elijo ser la fuerza creativa predominante de mi vida.
Hoy elijo vivir una vida que amo.
Hoy elijo salud y vitalidad.
Hoy elijo paz mental.
Hoy elijo abundancia.
Hoy elijo amor y confianza.
Hoy soy mi mejor versión, hoy soy mi sueño hecho realidad, en mi presente, en mi imaginación y en mi mente. 

 

Con todo mi amor, desde mi nueva identidad, me despido, hasta el lunes ✌🏼

0 comentarios

Comentarios


No te pierdas ningún artículo, suscríbete...

¡Gracias por suscribirte! Estoy segura que te vas a divertir...

bottom of page