top of page
Buscar

Cambia tu Enfoque, Cambia tu Vida: El poder de tomar el control de tu felicidad.


¿Cuántas veces te has sorprendido a ti mismo pensando que tu felicidad depende de factores externos? ¿Que serías más feliz si tu jefe fuera más comprensivo o tu esposo más cariñosa? ¿Que serías más feliz si tuvieras más dinero o si tuvieras una relación amorosa? Estos pensamientos no son infrecuentes, pero pueden ser increíblemente desalentadores. La verdad es que construir nuestra felicidad sobre factores externos es una receta para la decepción.

Crecí pensando que era víctima de mis circunstancias, que nada dependía de mí y que no podía hacer nada para cambiarlo. Sentía que estaba condenada. Era una niña solitaria y condenada en un ambiente disfuncional e inestable con unos padres emocionalmente inaccesibles. En mi mente y en mi corazón, esa iba a ser mi vida para siempre.

Con el tiempo, me di cuenta de que no tenía sentido pasar por todo sola y decidí pedir ayuda. Ayuda para sentirme feliz, para no estar enojada y resentida, ayuda para disfrutar de mi vida. Y finalmente, después de muchos años y a través de varios métodos de sanación que van desde la terapia de arte hasta las plantas de poder , me di cuenta de que la felicidad es un trabajo interno.


Tenemos el poder de crear nuestra felicidad independientemente de las circunstancias externas. Aunque pueda parecer difícil al principio, cambiar nuestra mentalidad para centrarnos en lo que podemos controlar en lugar de en lo que no podemos es la clave para vivir una vida llena de felicidad y alegría.

Cuando depositamos la responsabilidad de nuestra felicidad en los demás o en circunstancias externas, cedemos nuestro poder. Nos convertimos en observadores pasivos de nuestras vidas, esperando a que las cosas cambien para permitirnos ser felices. Esta forma de pensar nos hace sentir indefensos y desesperanzados, como si no tuviéramos ningún control sobre nuestras vidas.

Sin embargo, cuando nos centramos en lo que podemos controlar -nuestros pensamientos, creencias y acciones- nos convertimos en participantes activos de nuestras vidas. Podemos crear la vida que queremos tomando decisiones que estén alineadas con nuestros valores y creencias, independientemente de las circunstancias externas. Podemos elegir enfocarnos en los aspectos positivos de nuestras vidas y encontrar alegría incluso en las cosas más pequeñas.


Es importante señalar que este cambio de mentalidad no se produce de la noche a la mañana. Se necesita práctica y persistencia para liberarse de las creencias limitantes que nos han frenado durante tanto tiempo. Requiere que nos miremos con honestidad a nosotros mismos y a la forma en que pensamos sobre el mundo que nos rodea. Al principio puede resultar incómodo, pero la recompensa es incalculable.


Entonces, ¿cómo podemos empezar a cambiar nuestra mentalidad de impotencia a una de empoderamiento?


Aquí les comparto algunos consejos para empezar:


1. Asume la responsabilidad de tu felicidad. Reconoce que tienes el poder de crear tu felicidad, independientemente de las circunstancias externas.


2. Practica la gratitud. Dedica un tiempo cada día a reflexionar sobre las cosas de tu vida por las que estás agradecido. Puede ser algo tan sencillo como apreciar la luz del sol o un gesto amable de un amigo.


3. Enfócate en lo que puedes controlar. En lugar de obsesionarte con las cosas que no puedes cambiar, pon tu atención en lo que sí puedes controlar: tus pensamientos, creencias y acciones.


4. Rodéate de positividad. Pasa tiempo con personas que te animen y te inspiren. Llena tus redes sociales de contenido positivo y constructivo.


5. Cuídate. Cuida de tu bienestar físico, emocional y mental. Esto puede incluir dormir lo suficiente, comer bien, hacer ejercicio y participar en actividades que te aporten alegría.


Adoptando estas prácticas, puedes empezar a cambiar tu mentalidad de impotencia a una de empoderamiento. Puedes crear una vida llena de felicidad y alegría, independientemente de las circunstancias externas. Recuerda que la felicidad es un trabajo interno: tú tienes el poder de creártela.


Soy un testimonio viviente de que cambiar nuestro enfoque hacia el interior genera una transformación masiva. Mi vida cambió radicalmente para mejor y sigue haciéndolo. Dejé de esperar a que cambiaran las circunstancias externas y empecé a responsabilizarme de mi felicidad. Empecé a darme cuenta de todo lo que me pasaba, de todas las cosas por las que estaba agradecida, como tener a mis padres vivos, a unos hermanos increíbles, tener salud, tener un techo, comida, educación y oportunidades. Daba muchas cosas por hechas.


Más tarde comprendí que, al enfocarme en toda la negatividad, la estaba perpetuando. Entendiendo como funcionaba mi mente, cambiando mi enfoque hacia lo positivo y vibrando en gratitud en lugar de carencia, tomé el control de mi vida. Así que te animo a que des el primer paso para crear la vida que deseas, llena de felicidad y alegría, cambiando tu perspectiva y centrándote en ti mismo. Porque aunque nada cambie, si tú cambias, ¡todo cambia!


Vibras positivas para todos... ¡Hasta la próxima!


Y recuerda, si esto resuena contigo de alguna manera y te gusta, ¡por favor compártelo! ✌🏼

0 comentarios

Comentarios


No te pierdas ningún artículo, suscríbete...

¡Gracias por suscribirte! Estoy segura que te vas a divertir...

bottom of page